Desde el 7 hasta el 31 de enero de 2020, los alumnos de Educación Infantil experimentarán un periodo sin juguetes. Esto significa que se sacarán de las clases los juguetes con los que los niños están acostumbrados a jugar para que tengan cabida materiales procedentes de la naturaleza como madera, piñas de los abetos, agua, así como cartones, diferentes recipientes, tubos de cartón, cojines, mantas, pañuelos, pinzas de la ropa o productos clasificables como piedras o botones.

A través del proyecto, los niños vivirán nuevas experiencias volviéndose grandes descubridores, científicos y arquitectos. Los pequeños están entusiasmados con el proyecto y demuestran que no se necesitan infinidad de juguetes para jugar y es maravilloso dar rienda suelta a la fantasía.