Un colegio excelente con tradición.

El Colegio Alemán de Málaga se fundó en 1898. Desde el principio tuvo vocación bicultural y contaba con alumnos de distintas nacionalidades.

Lamentablemente la Segunda Guerra Mundial supuso su cierre temporal.

Se reabrió en 1966, ahora ya en una nueva ubicación en la Costa.

Este segundo nuevo inicio fue difícil. Partiendo de una situación modesta con pocos alumnos, poco a poco se pudo aumentar el número de alumnos y ampliar las instalaciones con elementos singulares como observatorio astronómico, piscina, laboratorios de ciencias y, recientemente, equipamiento tecnológico digital, aparte de efectuar profundas renovaciones de los primeros edificios.

En esta etapa, los momentos estrella han sido el reconocimiento oficial por parte de las autoridades alemanas como “colegio alemán en el extranjero”, la autorización para realizar la prueba del Abitur en el mismo colegio y la distinción como colegio de excelencia en 2008 y 2014.

El brillante colofón ha sido ser calificado como colegio “TOP” en el extranjero en el prestigioso concurso internacional “Premio alemán para colegios” de las fundaciones Robert Bosch y Heidehof en 2016.